LA PALABRA 302

¿Es difícil o es fácil perdonar, no juzgar y amar al enemigo?

Yo diría que ni es fácil, y ni difícil… es ser cristiano.

Las lecturas de hoy hablan de la verdadera identidad del cristiano: el amor extraordinario que el mismo Jesús demostró en la cruz.

Un ejemplo lo vemos en la historia de David, que no tomó la justicia con su mano, estando frente a su enemigo el rey Saúl.

Nada que ver con lo que vivimos en nuestra sociedad hoy: tomada de la violencia, secuestros, extorsiones, y mala fama e insultos por las redes sociales. Nada que ver de ser cristiano.

En las palabras que Jesús anuncia hoy, podemos construir la verdadera identidad de Jesús. No solo habla, sino vivió toda esta experiencia. Y podemos construir la verdadera sociedad.