LA PALABRA 309

Este año leemos la narración de la pasión según San Lucas. La acentuación de Lucas gira alrededor de la misericordia. Lo que dice Jesús en la cruz, son muy particulares para este evangelista. Son 3 palabras:

  1. Padre perdónalos porque no saben lo que hacen. Lo dice cuando le están poniendo los clavos. La petición del perdón es una petición repetitiva en los labios de Jesús. Es como una letanía frente a tanta violencia. La violencia que sigue en el actual mundo enciegando a tantos de nosotros. Y no sabemos cuanta paciencia tiene Dios con nosotros y de nuestros actos. Solo hay un personaje en esta pasión que da cuenta de sus errores: el “buen ladrón”. Reconoce su condición y está recibiendo lo que le merece. El único que sabe hablar con Jesús. Y le dice de recordarse de él cuando entra en el Reino. Es como una oración, le pide un lugar en su corazón. 
  2. Y de allí viene la segunda frase: “Hoy estarás conmigo en el Paraíso“. El Paraíso no es nuestro, sino es Dios que nos regala esto. 
  3. Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu“. Se abandona a las manos de su Padre. Está cumpliendo la voluntad de Dios. Y de allí se rompe en dos la cortina del templo. Esta cortina cubría la parte más intima del Templo donde era lo más sagrado, lo más secreto. La presencia de Dios, donde solo el sumo sacerdote podía entrar. Ahora que se abrió significa que Dios ahora se acerca más a nosotros.

Jesús es aquel que se dona y sigue DONANDO. Dona la misericordia. Como la da a aquel soldado golpeado por Pedro, como da la compasión a las mujeres de Jerusalén; y al ladrón. Hasta Pilato y Herodes aquel día se hicieron amigos…

Feliz Semana Santa