La Palabra 84

Un niño pequeño le encantaba ver volando en lo alto a los aviones. Su papá le comentaba que en los aviones iban mucha gente, que les daban de comer, que incluso miraban películas. El niño se quedaba con la boca abierta escuchando eso. Pero un día preguntó: “¿Como hace la gente para subir allá?” A la cuál papá responde: “Es el avión que baja, para que todos pudieran subir“.

97avion-15

Lo mismo hizo Jesús para con nosotros, como decimos en el credo: “bajó de los cielos”. Es la imagen del buen samaritano, quien baja de su cabalgadura para ayudar a quien estaba pidiendo ayuda.

San Pablo nos dice en la carta a los filipenses: “El, siendo de condición divina, no se apegó a su igualdad con Dios, sino que se redujo a nada, tomando la condición de servidor, y se hizo semejante a los hombres. Y encontrándose en la condición humana,se rebajó a sí mismo…

anunciacion

En este tiempo de Adviento y Navidad, esta tiene que ser nuestra actitud. Bajar para servir a quien tiene necesidad.