Este cortometraje narra la vida de los Beatos Fray Tulio y Luis Obdulio Arroyo, Martires del Vicariato de Izabal.