La Palabra 98

Dice la historia que celebrando Domingo de Ramos en la frontera entre Venezuela y Bolivia hace unos años, mucha gente estaba reunida cantando antes de empezar la Misa. Entraron unos guerilleros en la Iglesia quienes tomaron de rehen al sacerdote y lo sacaron afuera, donde se escuchó un tiro de escopeta y luego un gran silencio. Entró el jefe de guerrilla y pregunta: “¿Quien entre ustedes todavía cree en estas hadas?” Nadie se atrevió hablar hasta que se puso de pie un señor y luego otros dos. Fueron ellos también sacados afuera donde se escucharon otros disparos. El jefe de guerrilla entra y saca toda la gente afuera. Todos pensaron que iban a encontrar un baño de sangre. Pero el sacerdote y las tres personas estaban vivas. Los tiros disparados fueron al aire y solo para asustar y engañar. El jefe les gritó a la gente que no eran personas dignas de ser católicas.

domingo-de-ramos0

Esta historia explica que pudo pasar entre domingo de Ramos y viernes Santo durante la vida de Jesús. Tanta gente que aclamó a Jesús en su entrada a Jerusalén, para luego esconderse entre la multitud que el viernes gritaron “crucifícale”. ¿Qué les pasó? Incluso a los mismos apóstoles quienes con miedo se escondieron.

domingo-de-ramos-dibujos-para-compartir

Lo mismo nos pasa a nosotros que a veces decimos que somos católicos, para luego nunca querer compromiso serio dentro de la Iglesia. Lleguemos hasta negar lo que somos. Le pedimos al Señor en esta Semana Santa que seamos personas coherentes en lo que creemos y lo que vivimos.