La Palabra 185

Tiempo de Adviento es una nueva etapa en nuestro caminar cristiano. ¡Este es el tiempo de la esperanza! Hoy se repite el llamado de velar y quedarnos despiertos.

Adviento2014

La palabra “vigilar” aquí no implica miedo por alguien que va a causar terror. Al revés, es de vigilar con dulce expectativa. Y estamos vigilando la llegada del Señor para esta Navidad. Hoy encendemos la primera vela de la corona de Adviento con la esperanza que el nacimiento de Cristo enciende también nuestras esperanzas.

Por eso vamos al encuentro del Señor que viene. En su primera venida Cristo vino vestido de pobreza en Belén. En la segunda venida Cristo vendría como juez, ganador sobre la muerte y con toda majestad. Cristo no quiere que tengamos miedo para esta venida sino nos llama la atención para estar preparados. San Agustín nos dice: Quien no resiste la primera venida, no tendrá miedo de la segunda venida. Nuestra actidud tiene que ser como dice el libro de Apocalipsis: Ven Señor Jesús: Maranatha.

Acto-Penitencial-Adviento

Velar implica también combatir las tentaciones del mundo: la indiferencia; el materialismo y el sueño. Como en el tiempo de Noé mucha gente hoy aún vive en la indiferencia. En aquellos tiempos vino el diluvio y muchos se perdieron. Hoy el arca de salvación es la Iglesia. Es urgente de no quedarnos en la indiferencia. Hay muchos que están muy consternados por las cosas materiales. Y por eso también Jesús menciona que mientras están trabajando, uno es llevado y el otro dejado. Es tiempo de despertarnos del sueño, porque nos puede pasar como haría un ladrón: dejarnos sin nada y perdemos las cosas más importantes.

Tenemos que estar preparados como nos enseña San Pablo en la 2º lectura de hoy que es un programa de vida: hay que desechar las cosas de las tinieblas. En pocas palabras hay que combatir el pecado y sus vicios que menciona Pablo: embriaguez, lujuria, pleitos y envidias. Hay que revestirse de las armas de la luz: y esto es practicar las buenas obras de misericordia y tener los mismos sentimientos de Cristo.

despertar

Adviento es el tiempo de despertarnos del sueño. La vida es adviento. Navidad es la eternidad.