La Palabra 170

El evangelio de este domingo está lleno de mucha energía que transmite Jesús.

†            Se menciona el fuego: “He venido a prender fuego en el mundo, ¡y ojalá estuviera ya ardiendo!” El fuego no siempre es destructor. El fuego puede ser también purificador. Y esto nos demuestra que la presencia de Jesús en nuestra vida no puede pasar indiferente: el fuego quema. Por eso donde pasa el Señor, nunca nos deja quietos. Jesús quiere que nuestro corazón ardiera para que seamos transmisores del evangelio. El fuego en este contexto es una fuerza transmisora de transformación.

†            “Pasar por un bautismo”: pero no es de agua sino de la prueba de sufrimiento. Para Jesús este bautismo es ser crucificado y morir por los hombres. Es el mismo bautismo que tuvieron que pasar muchos profetas, entre ellos el profeta Jeremías (1º lectura). Por ser profeta y anunciar la verdad, lo tiraron a un pozo con lodo. Tuvo que pasar por un bautismo a causa de anunciar la verdad.He-venido-a-traer-fuego-a-la-Tierra

†            “No he venido a traer paz, sino división”. Muchas veces no entendemos esta frase y hasta se oye escandalosa. Pero esta división no es por falta de amor, sino a causa del amor a la verdad. Cuantos se callan frente a tanta corrupción y pobreza que miramos alrededor en modo especial en nuestro Izabal. Muchos quieren seguir la moda del momento y la ideología populista de la masa. Pero Jesús quiere que hagamos la diferencia. Así lo hizo la joven Mary-Louise Kurey, quien ganó el certamen de belleza como Miss Wisconsin en Estados Unidos en 1999. Ella se mantuvo a sus principios morales como católica y fue descalificada por unos comentarios que hizo. Este es el mundo que se llena de división por la causa de Jesús.

†            Jesús desea que el fuego que lleva dentro prenda de verdad, que no lo apague nadie sino que se extienda por toda la tierra y que el mundo entero se abrase. Quien se aproxima a Jesús con los ojos abiertos y el corazón encendido, va descubriendo que el “fuego” que arde en su interior es la pasión por Dios y la compasión por los que sufren.

gdbackground2El lunes celebramos la Asunción de María, la Virgen de Agosto, ella también conoció el fuego de Pentecostés.