La Palabra 144

Tener, poder y gozar: son las tres tentaciones que van en contra de las tres virtudes: fe, esperanza y amor, y que se traducen a lo largo de la historia de la humanidad.

Hemos empezado un camino de búsqueda interior en esta Cuaresma. Como la hizo el Pueblo de Dios en el desierto (primera lectura) y que frente a tanta dificultad por la opresión de la esclavitud, expresa su fe como pueblo, ofreciendo las primicias.

tentaciones-de-hoy

Frente a la tentación Jesús no cede. La tentación es la prueba de la fe. Uno encuentra su debilidad que lleva adentro y por eso requiere más coherencia en la respuesta de fe. Lo que hace el diablo es invitar a Jesús a ir en contra del Plan de Dios. Frente a esta tentación, Jesús reza.

Primera tentación: la tentación de ser populista. Dar lo que le conviene a la gente. El tener. Convertir la piedra en pan. Hacer el show para que los demás te aceptan. Pero la verdad jamás hay que manipularla.

Segunda tentación: de arrodillarse frente al mal. El poder lo alcanza a cualquier precio. Pero el poder corrompe, como muchas veces los hemos vivido aquí en Guatemala. Ya no se respeta ningún principio.

Tercera tentación: Gozar. Que hasta los ángeles de reciben si te tiras. Descontrolarse frente a los vicios del mundo. La libertad se pierde cuando uno encadena a si mismo. Pero Jesús quiso aceptar la cruz y morir en obediencia a su Padre.

tenta

Que no nos vaya a pasar como el elefante en un circo y pensar que no podemos dejar atrás las tentaciones que nos agobien:

La tentación más grande hoy es de no querer compromisos en la Iglesia ni con la Palabra de Dios. Queremos el famoso “comfort” frente a tantas injusticias que hay. Nos dice el Papa Francisco en el mensaje cuaresmal: “La Cuaresma de este Año Jubilar sea vivida con mayor intensidad, como momento fuerte para celebrar y experimentar la misericordia de Dios. Es para todos un tiempo favorable para salir por fin de nuestra alienación existencial gracias a la escucha de la Palabra y a las obras de misericordia”.

jesus