La Palabra 88

Los acontecimientos trágicos del 11 de septiembre de 2001 impactaron al mundo en tal modo que cada uno recuerda en aquel momento que estaba haciendo y donde estaba. Hay historias que marcan la vida. Como se marcó de aquellos apóstoles que hicieron su primer encuentro personal con Jesús. “Eran las cuatro de la tarde” dice San Juan. Que detalle. Seguramente fue impactante encontrarse con el Maestro. De primero les dio curiosidad, por eso le preguntan “Donde vives“. La respuesta fue una llamada que toca el corazón: “Vengan y verán“.

vengan1

Recuerdo muy bien mi encuentro con Madre Teresa de Calcuta en julio de 1992. Al grupo de jóvenes reunidos como voluntarios nos repitió esta frase para ser misioneros: “Vengan y verán”. Me impactó. Desde entonces aprendí como vivir de misionero y seguirle a Jesús.

Mother-Teresa-and-the-Express-Novena

El evangelio de hoy es una historia de vocación. Todos hemos sido llamados. A veces hay personas que nos ayudan a encontrarse con Dios. Como le pasó a Samuel en la primera lectura quien no da cuenta que Dios le esta llamando, hasta que Elí le indica. Lo miso hace Juan el Bautista quien indica quien es Jesús a los discípulos.

Demosle gracias al Señor por aquellas personas que nos han ayudado a acercarse a  Jesús.