La Palabra 123

inside-out

Acaba de salir una película de caricaturas muy bella que se llama “Intensa Mente” (Inside Out o Del Reves) sobre como funciona la mente en una persona. La película se basa en las emociones básicas, que se ha determinado que son seis: alegría, tristeza, miedo, asco, ira y sorpresa. Es interesante ver como estas emociones se intercambian a lo largo del crecimiento. La moraleja final de la película es que no escondas ni huyas de tus emociones. No escondas tu ira, no espantes al miedo, no inhibas tu alegría, no ahogues tu tristeza… muéstralas todas, experiméntalas, vívelas. Cada emoción es energía y necesita su espacio. La tristeza es tan útil como la alegría, y el asco es tan válido como el miedo.

2649_As-a-Child-e1368663936370-628x337

Comparto eso, porque en las lecturas de hoy también salen unas emociones. Jesús anuncia otra vez su pasión, muerte y resurrección (el segundo anuncio en Marcos). Los discípulos ni le hacen caso a lo que sale de su corazón. Podemos imaginar que triste se sintió Jesús cuando da cuenta que a ellos que ellos estaban peleando sobre quien era lo más importante. Lo que hace la ambición y el poder.

Jesús nos da una lección practica. Toma un niño y nos enseña que la escala de valores empieza con la humildad, con el más pequeño, ser servidor. “Quien quiera ser el primero, que sea el último de todos y el servidor de todos” y cuantas veces queremos ser iguales.Así es Dios; no es como nos lo imaginamos, a nuestra manera, el más grande, el más poderoso.

el-poder-informacion-1-L-1

 

Eso son modos de pensar de los hombres que no de Dios: Quien pudiendo servir domina, ése es de este mundo, y quien pudiendo dominar sirve, ése es de Cristo. La grandeza de Dios consiste en que es dador de vida para todo el mundo. Y ésa es la verdadera grandeza de Jesús, que se puso al servicio de todos, ocupando el último puesto, en la cruz, lavando los pies, hasta dar la vida.