La Palabra 124

La “revolución” de Francisco. Esto lo que estamos viendo en estos días mientras el Papa hace su gira a Cuba y EEUU. Está dejando una huella en tanta gente, que hasta muchos congresistas no han podido retener las lagrimas escuchando sus palabras.

Frente a la Palabra de Dios de este domingo que dice: “¡Ojalá todo el pueblo del Señor fuera profeta y recibiera el espíritu del Señor!” comparto estas palabras del Papa Francisco en su gira actual: palabras de profeta.

slide_454110_6092042_free

1. “Un castigo justo y necesario nunca debe excluir la rehabilitación”. En Estados Unidos, el quinto país con más ejecuciones del mundo, el Papa pidió una abolición de la pena de muerte en todo el mundo. Dijo que toda vida es sagrada.

2. “¿Por qué armas letales son vendidas a quienes hacen sufrir a los individuos y sociedades?” Tristemente, la respuesta, como todos sabemos, es simplemente el dinero. El dinero está empapado en sangre, a menudo sangre inocente.

3. “No tenemos miedo a los extranjeros, porque la mayoría de nosotros fuimos alguna vez extranjeros”. Presentó a Estados Unidos como un lugar en el que millones de personas emigraron para construirse el futuro.

4. “La lucha en contra la pobreza y la hambruna debe ser constante, en múltiples frentes, especialmente en sus causas”. Dejó claro que la desigualdad de ingresos pasa por algo y se puede trabajar para mitigarla.

5. “Un esfuerzo para advertir de los efectos más graves del deterioro medioambiental causado por la actividad humana”. El Papa cree que se pueden cambiar las cosas, toda su creencia esta en la ultima encíclica.

1443150937-papa

Si en las comunidades y parroquias hay una opción clara por Jesús, es necesario mantener las puertas abiertas, para que pueda entrar la vida que hay fuera y podamos sacar la que existe dentro. El proyecto del Reino es universal para todos los hombres, por eso debemos estar abiertos, la misión no se agota dentro de la Iglesia. Con verdadero espíritu de servicio debemos colaborar con nuestros contemporáneos, con todo lo que somos y tenemos, en la construcción de una sociedad más justa y en la defensa de los derechos humanos de las personas y de los pueblos más desfavorecidos.